snuffles-el-perro-de-dos-hocicos

Descubre la historia de Snuffles, el perro de dos hocicos

¿Alguna vez habías visto un perro de dos hocicos? ¿Lo adoptarías? Este pastor alemán nació con dos narices y nadie quería adoptarle. No te pierdas la historia de Snuffles, el perro con dos hocicos.

 

Nadie quería adoptar a Snuffles

Tras sufrir cuatro rechazos para ser adoptado, este pastor alemán de dos hocicos fue entregado al Dog’s Trust Rehoming Centre, un centro dedicado a cuidar perros en Glasgow (Escocia). Allí estaban preocupados por el aspecto de Snuffles, ya que temían que nadie quisiera adoptarle.

perro dos hocicos
Foto vía: Daily Mail

Angela McAllister, veterinaria del centro de cuidados de perros, explicó la situación de este perrito:

“Él tiene un raro defecto congénito que le da la apariencia de tener dos narices. En vez de fundirse entre sí, tiene algún tipo de fractura. Es un defecto en el paladar, que hace que las dos partes de su nariz se puedan mover de forma totalmente independiente la una de la otra. Nunca había visto esta condición en otro perro durante mis 20 años de carrera”.

El personal del refugio lo trató con mucho cariño durante su estancia allí para que se sintiera como en casa, ya que a pesar de ser tan solo un cachorro cuando llegó, nadie quería adoptarle.

Un final feliz para el perro de dos hocicos

Sandra Lawton, la gerente del centro, aseguró que había visto nada parecido:

“Hemos recibido a cientos de perros de todas las formas y tamaños, pero nunca he visto nada como Snuffles. Es una pena pensar que este muchacho de naturaleza dulce no pueda encontrar el hogar lleno de amor que se merece, sólo porque no puede considerarse un perro bonito”

el perro con dos hocicos

Sin embargo, gracias a la difusión de esta noticia en periódicos y en redes sociales, Snuffles finalmente encontró un hogar con una familia escocesa. Según las palabras de Sandra, Snuffles “es un perro enérgico, amante de la diversión y adora a sus cuidadores”. ¿Cómo alguien no iba a querer adoptarle solo por tener dos hocicos?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post