Hablamos de la incontinencia urinaria en gatos

Hablamos de la incontinencia urinaria en gatos

Como ya sabrás si tienes un gato, se trata de animales muy exigentes con su propia higiene y cuidadosos a la hora de hacer sus necesidades. Si de repente tu gato ha empezado a hacer pis fuera de su caja de arena, puede tratarse de un caso de incontinencia urinaria en gatos. Te contamos por qué y muchas más cosas sobre esta patología felina.

 

Qué es la incontinencia urinaria en gatos

Qué es la incontinencia urinaria en gatos

La incontinencia urinaria ocurre cuando el gato no es capaz de controlar sus propios músculos de la uretra, por lo que el esfínter permanece abierto y básicamente tiene pérdidas de orina continuamente. ¡Por eso encuentras pis por casa! A veces no le dará tiempo a llegar al cajón, o simplemente se le caeran unas gotas. No lo puede controlar, así que no le regañes por ello.

La incontinencia urinaria en gatos no es casual, si ha aparecido es porque hay algo que no funciona bien y necesita un tratamiento. Por eso, si tu gato tiene incontinencia, lo mejor es que lo lleves al veterinario lo antes posible.

 

Síntomas de la incontinencia urinaria en gatos

Síntomas de la incontinencia urinaria en gatos

¿Cómo saber si un gato tiene incontinencia urinaria? Hay una serie de síntomas típicos de esta condición:

  • Al levantarse el gato, deja en su lugar gotas de orina
  • Hay orina en sitios poco habituales, donde antes no hacía nunca pis
  • Tiene mojados el abdomen y las patas
  • Olor fuerte
  • Hinchazón del pene o la vulva
  • Dermatitis u otros problemas de piel

¿Tu gato reúne algunos o todos estos síntomas? Casi seguro que tiene incontinencia urinaria. Sin embargo, si sólo encuentras orina fuera de su cajón, también podría tratarse de lo contrario, de insuficiencia urinaria o una infección de orina; en estos casos los gatos suelen hacerlo fuera del cajón porque lo asocian con el dolor que les produce la micción.

 

Pero… ¿qué causa la incontinencia urinaria en gatos?

causa la incontinencia urinaria en gatos

Es complicado determinar las causas de la incontinencia felina, ya que esta condición puede ser uno de los síntomas de diversas enfermedades o de otras condiciones. Vamos a mencionar algunas:

  • Avanzada edad. Igual que ocurre con las personas, los tejidos van perdiendo fuerza, por eso es normal que los gatos sufran incontinencia a partir de los 10 años de edad aproximadamente.
  • Efecto secundario de la castración o esterilización.
  • Cálculos renales.
  • Los tumores en la vejiga ejercen presión y reducen su capacidad, por lo que el gato siente ganas constantes de orinar.
  • Deformación congénita de la vejiga. En este caso, se observa ya en el primer año de vida.
  • Leucemia felina, diabetes y otras enfermedades.
  • Infección urinaria.
  • Estrés.
  • Traumatismos en la cadera, columna o pelvis.
  • Obesidad.
  • Síndrome de la vejiga hiperactiva.
  • Problemas neurológicos.

 

Tratamiento de la incontinencia urinaria en gatos

Tratamiento de la incontinencia urinaria en gatos

Como las causas de la incontinencia urinaria en gatos son tan variadas, el tratamiento también será diferente en función de qué sea lo que ha desencadenado la incontinencia en cada caso. Por eso es importante acudir al veterinario lo antes posible, le realizarán las pruebas necesarias para determinar la causa y poner el tratamiento más adecuado.

Por ejemplo, si se trata de un problema relacionado con la castración, la incontinencia urinaria en gatos se suele solucionar dando al gato hormonas para compensar la falta de ellas. Si es una infección, se receta antibiótico o el medicamento correspondiente. O si es un tumor, habría que recurrir a una cirugía y continuar con el tratamiento que convenga.

Si tu gato tiene incontinencia urinaria por cálculos renales, será necesario hacer cambios en su dieta, igual que en los casos de gatos con obesidad.

En la mayoría de los casos, los tratamientos de la incontinencia urinaria en gatos son efectivos, pero llevan algo de tiempo y hay que tener paciencia. En una minoría de casos, los gatos pueden no responder bien a los tratamientos; entonces hay que recurrir a un catéter que el gato lleva de por vida para ir drenando la orina.

Si tu gato tiene incontinencia crónica, lo ideal es tomar ciertas precauciones en casa. Por ejemplo, te recomendamos que pongas varias bandejas de arena en casa en distintos lugares, así como cubrir con tela impermeable su cama y otras superficies que suela utilizar; además, procura darle a tu gato una buena higiene para evitar que la orina le produzca irritación en la piel.

 

Los problemas del tipo de la incontinencia urinaria en gatos requieren mucha paciencia. ¡Tu gato no tiene la culpa! Dale mucho cariño y sé comprensivo.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post