cálculos renales en perros

Cálculos renales en perros: todo lo que debes saber

Los cálculos urinarios no son solo problema de las personas. Los perros también pueden padecerlos, con sus síntomas y su necesidad de tratamiento. Si no sabes qué son los cálculos renales en perros, en este artículo encontrarás la información que necesitas.

Cálculos renales en perros: ¿qué son?

Cuando hablamos de cálculos renales, estamos hablando de piedras que pueden ser de diferentes tamaños y que se dan por un exceso de minerales no eliminados en el organismo.

Estas piedras pueden alojarse en cualquier parte del aparato urinario, en este caso, en el de los perros.

Dependiendo del tamaño de esas formaciones, el lugar en el que estén localizados y su composición, la gravedad del problema será diferente.

qué son los cálculos renales en perros

¿Qué causa los cálculos renales en perros?

Se suelen mencionar varias causas a la hora de hablar de los cálculos urinarios en perros.

La comida de baja calidad

Por un lado puede estar una comida inadecuada, de baja calidad, donde la cantidad de minerales sea excesiva.

Infecciones de orina

Este problema hace que la orina se vuelva más alcalina, pudiendo propiciar la aparición de piedras.

Escasa hidratación

Al no beber lo suficiente, la cantidad de orina expulsada y, con ella, los desechos, no son todos los que deberían.

Esto produce un cúmulo en el organismo que pueden convertirse en piedras.

Todo ello provoca una retención de minerales más elevada de lo normal, que acaban por provocar la formación de esas piedras.

¿Mi perro tiene cálculos renales? ¡Conoce sus síntomas!

Entre los síntomas que podría mostrar un perro con cálculos renales se encuentran los siguientes:

  • Sangre en la orina. En ocasiones, las piedras causan heridas internas que se reflejan en rastros de sangre en la orina. Sin embargo, esas lesiones no siempre se muestran fuera. A veces las hay, pero no se expulsa la sangre.
  • Dolor. El perro mostrará signos de dolor, incluso, quejidos al orinar. Le costará hacerlo, por lo que podrías observar que lo intenta, pero no siempre orina.
  • Orina en forma de aspersor. Si una piedra está obstruyendo parcialmente la salida de orina, esa puede salir en un chorro descontrolado.
  • Micciones cortas. Debido a la dificultad y el dolor, puede suceder que el perro orine de manera muy frecuente con pipís cortitos.
  • Incontinencia urinaria.
  • Todo ello acabará por afectar al estado de salud del animal, pudiendo aparecer vómitos, falta de apetito, bajada de peso, además de apatía y cansancio.

¿Se puede hacer frente a los cálculos renales en perros?

No solo se puede, sino que se debe poner solución para aliviar el sufrimiento que esté pasando el animal.

Lo primero que debes hacer ante cualquier síntoma es acudir a un centro veterinario. El profesional examinará al perro y realizará las pruebas pertinentes para determinar la gravedad del asunto.

un veterinario recomendará el tratamiento para los cálculos urinarios en perros

También dependerá del tipo de cálculos renales que sea: estruvita, oxalato cálcico, urato o cistina (aunque estos últimos son bastante inusuales en los canes).

Dependiendo de la gravedad y el tipo, el veterinario recomendará un tratamiento adecuado.

Entre las formas de solución a los cálculos renales en perros están:

  • Cambiar la comida. Algunos piensos y comidas húmedas para perros especiales pueden ayudar a disolver los cálculos. Cambiar la alimentación del animal a esto puede ser suficiente para solucionarlo. Por otro lado, y como medida de prevención, es importante que si estás dando comida de baja calidad a tu mascota, te plantees ofrecerle otra de mejor calidad, con la cantidad de minerales adecuados, para prevenir los cálculos.
  • Medicamentos para curar la infección de orina en caso de haberla. Normalmente se trata de antibióticos.
  • Cirugía. Cuando el número de piedras es muy elevado o su tamaño muy grande, se suele operar al animal, pues estas pueden acabar por formar una obstrucción completa.

 

Si detectas cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, no permitas que tu mascota sufra por ellos. ¡Cuídale!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − Diez =