acostumbrar a tu perro al transportín

Cómo acostumbrar a tu perro al transportín

El transportín es un elemento indispensable si tienes mascota, especialmente si vas a viajar con ella. Sin embargo, muchas personas cometen el error de empezar a utilizarlo sin haber familiarizado a su perro con él previamente. Hoy te contamos cómo puedes acostumbrar a tu perro al transportín para que cuando sea necesario utilizarlo, no le suponga ningún mal rato a tu peludito.

Pasos a seguir para acostumbrar a tu perro al transportín

1. La importancia de la familiarización

Como nos suele pasar a los humanos, los perros también temen a lo desconocido. Imagina el grave error que cometerías si obligas a tu perro a entrar en un transportín sin haberlo visto nunca antes en su vida.

Por eso, es muy importante que tu perrete se familiarice con él antes de usarlo.

Esto es muy sencillo: deja el transportín cerca de él, en un lugar donde no estorbe. Tu perro se acercará a olisquearlo (seguramente cuando tú no mires) y no lo verá como una amenaza. Luego, podrás empezar a convencerle de una manera atractiva para que se acerque a él.

2. Utiliza premios

De vez en cuando, deja un premio o snack a tu mascota cerca del transportín. Cada vez más cerca, hasta que un día lo introduzcas dentro. De esta manera, tu perro podrá asociar el entrar al transportín con algo agradable.

La higiene del transportín será muy importante cuando lo empieces a utilizar.

Uno de los consejos que solemos dar para mantener el habitáculo limpio es poner un pañal de algodón en la base o una toalla absorbente por si el animal hace sus necesidades dentro. Pues bien, puedes acostumbrarlo previamente a esto también, si el premio lo vas poniendo sobre dicho pañal o toalla.

3. No cierres la puerta

Cuando tu perro haya entrado en el transportín a recoger su premio (puedes también meter algún juguete) no cierres la puerta de inmediato. ¡Puedes asustarle! Lo mejor es que primero entre y tenga libertad para salir.

4. Empieza a dejarle dentro poco a poco

Si acostumbras correctamente a tu perro a introducirse en el transportín, puede llegar a verlo como su lugar preferido. En él se sentirá protegido y cuando tengas que utilizarlo, todo será mucho más fácil.

Una vez esté habituado a entrar, comienza a cerrar la puerta y a dejarle un rato dentro. Ese tiempo se debe ir incrementando poco a poco con los días.

cómo acostumbrar a tu perro al transportín

5. Pruebas de transporte

Existen muchos tipos de transportines y es importante saber elegir cuál es el indicado para tu mascota por su tamaño y por el viaje a realizar.

Si, por ejemplo, lo quieres para viajar en coche, una vez tu perrete se sienta cómodo dentro del transportín, puedes probar a meterlo dentro del coche aunque este esté aparcado. Recuerda que no va a ser lo mismo estar dentro del transportín en el salón de casa que cuando salís a la calle. ¡La excitación no será la misma!

6. Las órdenes

Mientras pones en práctica estos pasos, también es esencial que practiques las órdenes que debe entender tu perro. Y no nos referimos solo para entrar, sino también para salir. Imagínate que estás en un aeropuerto y tienes que sacar a tu mascota del transportín: ¡podría salir huyendo si no conoce la orden de “quieto”!

Ahora ya sabes cómo acostumbrar a tu perro al transportín, pero en todo este proceso hay algo muy importante que no debes olvidar: ¡no obligues a tu perro a entrar en él cuando se esté acostumbrando! Si lo haces y encima de malas formas, lo asociará con algo negativo y le cogerá pavor.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post